Historias Cristianas de aliento

Cena con Jesús
Ruth miró en su buzón del correo, pero solo había una carta. La tomó y la miró antes de abrirla, pero luego la miró con más cuidado. No había sello ni marcas del correo, solamente su nombre y dirección. Leyó la carta:
Querida Ruth: Estaré en tu vecindario el sábado en la tarde y pasaré a visitarte. Con amor, Jesús
Sus manos temblaban cuando puso la carta sobre la mesa. "Porque querrá venir a visitarme el Señor? No soy nadie en especial, no tengo nada que ofrecerle..." Pensando en eso, Ruth recordó el vacío reinante en los estantes de su cocina. -Ay no! No tengo nada para ofrecerle! Tendré que ir a comprar algo. Bueno, compraré algo de pan y alguna otra cosa, al menos.- Se echó un abrigo encima y se apresuro a salir. Una hogaza de pan francés, media libra de pavo y un cartón de leche...Y Ruth se quedó con solamente doce centavos que le deberían durar hasta el lunes. Aun así se sintió bien camino a casa, con sus humildes ingredientes bajo el brazo.
-Oiga, señora, nos puede ayudar, señora?Ruth estaba tan absorta pensando en la cena que no vio las dos figuras que estaban de pie en el pasillo. Un hombre y una mujer, los dos vestidos con poco mas que harapos.
-Mire, señora, no tengo empleo, usted sabe, y mi mujer y yo hemos estado viviendo allá afuera en la calle y, bueno, está haciendo frío y nos está dando hambre, y bueno, si usted nos puede ayudar, señora, estaríamos muy agradecidos... Ruth los miró con más cuidado. Pensó que ellos podrían obtener algún empleo si realmente quisieran....... Señor, quisiera ayudar, pero yo misma soy una mujer pobre. Todo lo que tengo es unas rebanadas y pan, pero tengo un huésped importante para esta noche y planeaba servirle eso a Él.
-Si, bueno, si señora, entiendo gracias de todos modos.El hombre puso su brazo alrededor de los hombros de la mujer y se dirigieron a la salida. A medida que los veía saliendo, Ruth sintió un latido familiar en su corazón.
-Señor, espere!La pareja se detuvo y volteó a medida que Ruth corría hacia ellos y los alcanzaba en la calle.-Mire: por que no toma esta comida? Algo se me ocurrirá para servir a mi invitado..., y extendió la mano con la bolsa de víveres.-Gracias, señora, muchas gracias!-Si, gracias!- dijo la mujer y Ruth pudo notar que estaba temblando de frío. -Sabe, tengo otro abrigo en casa. Tome este-, Ruth desabotonó su abrigo y lo deslizó sobre los hombros de la mujer. Y sonriendo, volteó y regresó camino a casa... sin su abrigo y sin nada que servir a su invitado. -Gracias, señora, muchas gracias!
Ruth estaba tiritando cuando llegó a la entrada. Ahora no tenia nada para ofrecerle al Señor. Buscó rápidamente la llave en la cartera. Mientras lo hacía notó que había otra carta en el buzón.-Que raro, el cartero no viene dos veces en un día. Tomó el sobre y lo abrió:Querida Ruth:
Que bueno fue volverte a ver. Gracias por la deliciosa cena, y gracias también por el hermoso abrigo.Con amor, Jesús
La Compañía del Amor
Una mujer regaba el jardín de su casa y vio a tres viejos con sus años de experiencia frente a su jardín. Ella no los conocía y les dijo:
-No creo conocerlos, pero deben tener hambre. Por favor entren a mi casa para que coman algo.
Ellos preguntaron:
-¿Está el hombre de la casa?-No, respondió ella, no está.-Entonces no podemos entrar, dijeron ellos.
Al atardecer, cuando el marido llegó, ella le contó lo sucedido.
-¡Entonces diles que ya llegué invítalos a pasar! .
La mujer salió a invitar a los hombres a pasar a su casa.
-No podemos entrar a una casa los tres juntos, explicaron los viejitos.
-¿Por qué?, quiso saber ella.
Uno de los hombres apuntó hacia otro de sus amigos y explicó:-Su nombre es Riqueza.
Luego indicó hacia el otro.-Su nombre es Éxito- Y yo me llamo Amor.
Ahora ve adentro y decide con tu marido a cuál de nosotros 3 desean invitar a vuestra casa.
La mujer entró a su casa y le contó a su marido lo que ellos le dijeron. El hombre se puso feliz: ¡Qué bueno! Y ya que así es el asunto entonces invitemos a Riqueza, que entre y llene nuestra casa.
Su esposa no estuvo de acuerdo:- Querido, ¿por qué no invitamos a Éxito?
La hija del matrimonio estaba escuchando desde la otra esquina de la casa y vino corriendo.- ¿No sería mejor invitar a Amor? Nuestro hogar estaría entonces lleno de amor.
Hagamos caso del consejo de nuestra hija, dijo el esposo a su mujer. Ve afuera e invita a Amor a que sea nuestro huésped. La esposa salió y les preguntó
- ¿Cuál de ustedes es Amor? Por favor que venga y que sea nuestro invitado.
Amor se sentó en su silla y comenzó a avanzar hacia la casa. Los otros 2 también se levantaron y le siguieron.
Sorprendida, la dama les preguntó a Riqueza y a Éxito:- Yo invité sólo a Amor ¿por qué Uds. también vienen?Los viejos respondieron juntos:
-Si hubieras invitado a Riqueza o a Éxito los otros 2 habrían permanecido afuera, pero ya que invitaste a Amor, donde vaya él, nosotros vamos con él
La Isla de Los Sentimientos
Érase una vez una isla donde habitaban todos los sentimientos: la alegría, la tristeza, la vanidad y muchos más, incluyendo el amor.
Un día avisaron a sus moradores que la isla se iba a hundir, por lo que todos los sentimientos abordaron sus barcos y se prepararon a partir presurosamente.
Solo el amor permaneció en ella; quería estar un rato mas en la isla que tanto amaba, antes de que Desapareciera.
Al fin, con el agua al cuello y casi ahogado, el amor comenzó a pedir ayuda.
Se acerco la riqueza que pasaba en un lujoso yate y el amor dijo:
-Riqueza, llevadme contigo!- La riqueza contesto: -No puedo, hay mucho oro y plata en mi barco, no tengo espacio para ti.
Le pidió ayuda a la vanidad, que también venia pasando:
-Vanidad por favor ayúdame-. Le respondió: -Imposible amor, estas mojado y arruinarías mi barco nuevo.
Pasó la soberbia, que al pedido de ayuda contesto:-Quítate de mi camino o te paso por encima!.
Luego, el amor pidió ayuda a la tristeza: -¿Me dejas ir contigo?-. La tristeza le dijo: -Ay amor, tu sabes que siempre voy sola y prefiero Seguir así.
Pasó la alegría y estaba tan contenta que ni siquiera oyó al amor llamarla.
Desesperado, el amor comenzó a suspirar, con lágrimas en sus ojos. Fue entonces cuando una voz le dijo: -Ven, amor, yo te llevo.
Era un anciano el que le decía eso. El amor estaba tan feliz que olvido preguntarle su nombre.
Fue llevado a la tierra de la sabiduría y, una vez allí, el amor pregunto: -¿Quien es el anciano que salvo mi vida?
La sabiduría, respondió:-Es el tiempo. -¿El tiempo? ¿Pero, por qué el tiempo me quiso ayudar?- dijo el amor.
La sabiduría le respondió: -Porque solo el tiempo es capaz de ayudar y entender al amor.
¿Original o Fotocopia?
¿Cuántas generalidades sobresalientes conoces? ¿Cuántas personalidades sobresalientes con características únicas y distintivas conoce? No sea un flan viviente.
Lo que dijo Eric Hoffer es verdad: “Cuando la gente tiene la libertad de hacer lo que le place, generalmente se imitan unos a otros”. El hombre es la única creación que se resiste a ser lo que es.
No busque milagros. Usted es un milagro. Usted es una ''obra formidable y maravillosa'' (Salmo 139:14). No se asombre con otras personas hasta el punto de querer copiarlas. Nadie puede ser tan eficiente y efectivo como usted. La gente le llama dotado cuando utiliza a plenitud los dones que posee.
Uno de los aspectos más difíciles para subir la escalera del éxito es atravesar las multitudes de copias que están debajo. Usted es un especialista. No fue creado a fin de ser todo para todas las personas.
Más del noventa por ciento de las flores, o tienen mal olor o les falta la fragancia. Sin embargo recordamos las que tienen fragancia dulce.
¡Impóngase! “Seguir el sendero de menor resistencia es lo que hace que los hombres y los ríos se tuerzan”, dice Larry Bielat.
Demasiadas personas se convierten en cementerios al enterrar sus talentos y dones. La copia se adapta al mundo, pero el original trata de que el mundo se adapte a él.
“No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta. No se necesita mayoría para lograr cambios; sólo se necesita unos pocos individuos con determinación y una buena causa.
Usted es el único en toda la creación que posee su combinación de habilidades. Es especial... es poco común.
Y en todas las cosas raras hay gran valor. No es insignificante; es valioso y precioso. Dios le ama tal como es, pero Él le ama tanto que no le dejará seguir así.
“¿Podrá un comité haber escrito a Hamlet, o podrá un club haber pintado a la Mona Lisa?
¿Podrá haberse creado el Nuevo testamento como un informe de una conferencia?
Las ideas creativas no surgen de los grupos; emanan de los individuos. La chispa divina salta del dedo de Dios al dedo de Adán”, dice A. Whitney Grisworld.
Mientras que siempre es difícil encontrar un original, es fácil de reconocerlo. Dios guía a cada alma en un sentido individual.
No existen precedentes: es el primero como usted que ha existido. No alcanza la oscuridad del mundo entero para apagar la luz que Dios ha puesto en usted.
Comienza con lo que tienes
Dios ya le ha dado todo lo que necesita para comenzar a crear su futuro. Sin embargo, muchos nos encontramos diciendo: " Si tan solo tuviera esto... si al menos esto fuera distinto... si tuviera más dinero, podría hacer todo lo que Dios quiere que haga" , mientras que pasamos por alto las semillas que Dios ha plantado en nuestro interior.
La gente siempre exagera la importancia de las cosas que no tiene. Dios nunca le pedirá algo que usted no le pueda dar. Quiere que empiece con lo que le ha dado.
No permita que aquello que no puede hacer le impida hacer lo que si puede. La pasividad prolongada paraliza la iniciativa. Para la mente que vacila, todo parece imposible. No espere que existan circunstancias extraordinarias para hacer el bien; hágalo en las situaciones comunes. No necesitamos más energía, habilidad ni mayores oportunidades. Lo que debemos hacer es sacarle provecho a lo que tenemos.
“El encanto de lo distante y lo difícil es engañoso. La gran oportunidad se encuentra donde está’’, dijo John Burroughs. Lo que puede hacer ahora es la única influencia que tiene sobre su futuro. La grandeza verdadera consiste en demostrar excelencia en las pequeñas cosas. No se queje porque no tiene lo que quiere; agradezca no recibir lo que merece. “Debemos hacer algo’’, es el estribillo unánime. " Usted primero’’, es la respuesta que mata’’, dijo Walter Dwight.
Nadie será feliz hasta que no aprenda a sacarle provecho a lo que ya tiene y a no preocuparse por lo que no tiene. La alegría nunca vendrá a quienes no saben apreciar lo que ya poseen. La mayoría de las personas cometen el error de buscar muy lejos aquello que esta cerca.
Nunca alcanzará mayores logros, a menos que se lance antes de estar listo. Nadie logró el éxito mientras esperaba que todas las condiciones fueran "ideales’’. La Biblia dice en Eclesiastés 11. 2: " El que al viento observa, no sembrará; y el que mira a las nubes, no segará.
O sea, si espera a que se den las condiciones perfectas, nunca llegará a nada.
No pierda el tiempo con dudas y temores acerca de lo que no tiene; dedíquese de lleno a terminar la tarea que tiene en sus manos, sabiendo que el correcto desenvolvimiento actual es la mejor preparación para los años venideros. “Crece donde has sido plantado. Empieza a tejer, y Dios te dará el hilo. (Proverbio Alemán).
Simplemente hágalo... con lo que tiene.





>





pluginspage="http://www.microsoft.com/isapi/redir.dll?prd=windows&sbp=mediaplayer&ar=Media&sba=Plugin&" autosize="0"
filename="http://www.Tiempodeesperanza.esp.st" showstatusbar="1" type="application/x-mplayer2"
showdisplay="0" height="51" width="177" showcontrols="1" displaysize="0" name="WMPlay">